Jornadas: “Fracking, el futuro envenenado” (III)

(Anterior: Jornadas “Fracking, el futuro envenenado” (II))

Por último, durante la mañana del sábado se hizo un análisis del fracking desde los movimientos de oposición. En este caso la mesa estaba compuesta por representantes de diferentes asambleas antifracking surgidas en diferentes territorios de la geografía española, cuyos representantes fueron: Esteban, de la Plataforma antifracking de Castellón, Luis de Fracking Ez, Edu de la Plataforma burgalesa antifracking de Urbel-Rudrón, Antonio de la Plataforma antifracking de las Merindades de Burgos y Carmen de la Asamblea contra la fractura hidraúlica de Cantabria.

Todos estos integrantes realizan una exposición tanto de los permisos de investigación vigentes y localizados en sus diferentes territorios como de la situación de tramitación de cada uno de ellos y su estado actual.

Igualmente, cada ponente realizó un exhaustivo desglose de todas las figuras mineras adscritas a su territorio describiendo y analizando sus las particularidades, tanto en afecciones a los acuíferos existentes en el área, situación de la solicitud de permiso para la realización de sondeos de investigación o de futuros pozos de producción, de solicitud de campañas de investigación sísmica, del estado en la tramitación, como en la evaluación de la posible afección e impacto en la forma de vida y en las industrias existentes en las zonas afectadas por los permisos.

Así mismo, todos los integrantes de la mesa compartieron y confluyeron en muchas ideas entre las cuales podemos destacar las siguientes:

  • De que la afección al campo es necesario transmitirla a todos los niveles administrativos y sociales.
  • De que las empresas conozcan la coyuntura del entorno, el sistema de vida existente y la incompatibilidad.
  • De que es necesario transmitir a todos los niveles administrativos y sociales como se afectarían al medio.

También se pasó revista y se pusieron en común las estrategias escogidas hasta la actualidad por las diferentes plataformas en su andadura. Todas las plataformas y asambleas confluyeron en una estrategia que abarque las vertientes: informativa-formativa, la reivindicativa- de movilización y la Institucional.

Por último, se puso de manifiesto que la “Licencia social” es el único instrumento que tiene la población para hacer que el aparato político realmente defienda los derechos y necesidades de la ciudadanía ante grupos de presión como lobbies y la poderosa empresa privada. La licencia social, entendida como “el hecho de que a un partido político que toma una decisión importante en contra de la sociedad a la cual representa, se les quita el poder en las siguientes elecciones” es una herramienta de presión a los partidos políticos para que su posicionamiento tenga en cuenta la pérdida de votos que por desgracia para la ciudadanía es en muchos casos como funciona la clase política española.

En este caso, es muy importante dejarle bien claro a la clase política, poniéndole nombres y apellidos, que la ciudadanía no le ha dado ni nunca le dará esa “Licencia social” en el caso del fracking.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *