11 FEBRERO: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El 15 de diciembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero de cada año como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el objetivo de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

 

La ciencia y la igualdad de género son vitales para realizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluidos en la Agenda 2030, y promover la consecución de estos objetivos es una de las tareas prioritarias para nosotras.

 

Por eso en ISF Cantabria hemos querido contribuir con el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Y nos planteamos… ¿Existe discriminación, desigualdad? ¿Tienen más dificultades, barreras… aquellas mujeres que desean dedicarse a carreras científicas o tecnológicas?

 

Hemos querido visibilizar a las mujeres de nuestro alrededor y preguntarles cómo ha sido su experiencia. Cada testimonio es único, y ellas pueden ayudar a las futuras científicas a la hora de plantearse su futuro profesional.

 

Hemos enviando este cuestionario a mujeres que desarrollan su vida profesional en torno a la ciencia: sus respuestas son una importantísima aportación ya que cada una ha tenido una experiencia distinta. Todas sus percepciones nos han resultado muy enriquecedoras, GRACIAS A TODAS LAS MUJERES CIENTÍFICAS QUE HAN COLABORADO CON NUESTRA INICIATIVA.

 

Se puede encontrar más información sobre el día de hoy en: https://11defebrero.org/

 

Las preguntas propuestas son:

  1. ¿Qué te habría gustado que te dijeran siendo niña o joven cuando te planteaste tu vida alrededor de la ciencia?

  2. ¿Qué le dirías a una niña o joven que se lo plantea ahora?

 

Belén Ruiz, profesora de biología:

  1. Vas a entender lo cotidiano, tu vida.
  2. Sé feliz siempre, si no ocurre hay diferentes opciones para logarlo.

 

 

Ingeniera de Montes:

  1. Lucha por conseguir tus objetivos.
  2. Que no se desanime.

 

 

  1. Lo que me dijeron e hicieron: animarme.
  2. La animaría sin dudarlo.

 

 

Susana, 36 años:

  1. Me dijeron lo correcto: “haz lo q te haga feliz”.
  2. Si es lo que te gusta, adelante.

 

 

  1. ¡Buena elección!
  2. Es duro, pero tú puedes.

 

 

Esther, 37 años, ingeniera informática:

  1. Lo que me dijeron, ¡que adelante!
  2. Hay que hacer lo que te gusta, las carreras de ciencias no son exclusivas de hombres, adelante.

 

 

Natalia, 42 años, doctora en biología:

  1. Tuve mucha suerte porque mi padre siendo una niña ya me hablaba de la evolución y del cosmos.
  2. No importa lo que piensen los demás. Si tú crees en ti conseguirás hacer todo lo que te propongas a pesar de las dificultades que seguro encontrarás por el camino de la ciencia.

 

 

Amparo Herrera, 53 años, profesora de universidad:

  1. Yo tuve muchos apoyos de mi familia, pero me hubiese gustado haber recibido más apoyo del resto de la sociedad. La frase que me hubiese gustado oír habría sido: “qué elección más bonita , si te gusta has hecho lo correcto”.
  2. Si te gusta no lo dudes, es apasionante, cada día nuevos retos y satisfacciones, aunque el camino es duro.

 

 

 

Nuria, 32 años, postdoctorado:

  1. Que tendría que cambiar de vida cada dos años para poder continuar con mi carrera y que ganaría lo justo para sobrevivir.
  2. Que puede que sea un sacrificio personal grande.

 

 

Elena Calzada, 49 años, médico:

  1. No tuve problemas de discriminación porque mi padre siempre nos inculcó estudiar una carrera y ser autosuficientes, aunque me he encontrado muchos machismos en mi profesión, como el hecho de que al enfermero por ser hombre alguno le llamaba doctor y a mí la srta. enfermera. Pero bueno en general no me puedo quejar.
  2. Que persiga su sueño y que nadie ni nada la detenga.

 

 

Gema, 45 años, médico:

  1. Desde bien pequeña dije que quería ser médico y todo el mundo a mi alrededor lo tomó como algo perfectamente normal. Nunca noté que mis padres o profesores tuvieran ninguna duda de que lo fuera a conseguir. Así que siempre me sentí apoyada en esta decisión.
  2. A mis hijas intento trasmitirles la importancia de estudiar, de ser independientes psicológica y económicamente y que confío plenamente en que podrán ser cualquier cosa que ellas quieran. Y que, por supuesto, no hay cosas de hombres y cosas de mujeres, salvo la biología.

 

 

 

Irene Aranda, 37 años, técnica en investigación y desarrollo:

  1. Que no iba a ser fácil y que como mujer iba a estar más estigmatizada que mis compañeros varones.
  2. Que luche siempre por lo que quiere y le gusta, independientemente de los obstáculos a los que se puede encontrar durante su desarrollo profesional.

 

 

Inmaculada Ortiz Lebaniegos, 44 años, médico:

  1. No tuve ningún problema y me animaron desde el principio.
  2. Que si es lo que le gusta que siga adelante y luche por lo que quiere.

 

 

Ana, 67 años, profesora de física y química jubilada:

  1. Que me esperaba una vida maravillosa, llena de emociones, si me dedicaba a la ciencia.
  2. Le diría lo mismo que la respuesta anterior, y además, que la ciencia no está exenta de emoción y te prepara para afrontar, de la mejor manera, cualquier circunstancia de la vida.

 

 

Dawn, 49 años, técnico de laboratorio:

  1. Lo bonito y gratificante que es estudiar, comprender y apreciar el mundo que tenemos alrededor.
  2. Estudiar mucho, leer muchos artículos y siempre estar al tanto, porque la ciencia avanza a la velocidad de luz, y si te relajas te puede dejar atrás. ¡Y a disfrutar!

 

 

Patricia, 29 años, investigadora en medio ambiente:

  1. Lo que me dijeron, que era capaz de lo que me propusiera.
  2. Que está en nuestras manos visibilizarnos en el campo de la ciencia, somos muchas dedicándonos a ello, pero los hombres siguen llevándose los reconocimientos. Que podemos con todo y ¡adelante con lo que se propongan!

 

 

Marta, 33 años, informática:

  1. Que va a ser más difícil que te tomen en serio sólo por el hecho de ser mujer. Pero que trabajando se puede cambiar esa visión, aunque los inicios suelen ser duros.
  2. Que siga su vocación, le contaría mi experiencia, pero también le diría que las cosas están cambiando, que el panorama que yo viví no tiene que ser el que ella viva. Y que por mi experiencia, si trabajas bien, la gente te valora aunque de entrada no te tomen tan en serio.

 

 

Cecilia, 38 años, informática:

  1. Va a ser un constante aprendizaje. Va a cambiar tu forma de ver y analizar muchos aspectos de la vida.
  2. Sin ser evidente, a veces tendrás que demostrar que sabes o eres capaz de hacer cosas, mientras que los hombres de tu alrededor no. Ten seguridad en ti misma: todo el mundo tiene flaquezas e inseguridades, aunque no se las veas.

 

 

Zaira Vicente, matemática, formadora y coach:

  1. “Te apoyamos. Sea lo que sea que quieras hacer”. Y es lo que siempre me han dicho.
  2. Tienes todo mi apoyo. Creo y confío en ti.

 

 

Mónica, 44años, ingeniera de telecomunicación. Dirijo el departamento de innovación de una empresa tecnológica del sector de la seguridad informática:

  1. Nada. Siempre he agradecido profundamente que nadie hiciera valoraciones en relación a esa decisión, que de alguna forma es una opción vital. Tuve que oír comentarios digamos en contra, pero no provenían de mi entorno cercano o familiar por lo que me resultó aún más fácil ignorarlos. Lo cierto es que nunca me dijeron nada, ni a favor ni en contra. Se respetó mi decisión y se me apoyó.
  2. La animaría a que siguiera los dictados de su voluntad. Que haga aquello que saque lo mejor de sí misma, porque la ilusión, las ganas de mejorar y la voluntad de dedicar el tiempo y el esfuerzo necesario para conseguir retos fluyen de manera natural cuando uno es fiel a sus criterios, a sus gustos e igual de importante, a sus habilidades naturales. Y creo que también le diría que decida lo que decida, también puede elegir más adelante lo contrario. Vamos, que su vida es suya y la disfrute como ella decida. “My life, my rules.”

 

 

Soledad, 36 años, ingeniera superior en informática:

  1. Me hubiera gustado que NO me dijeran que era una carrera de chicos.
  2. Que puede ser lo que quiere y tener pasión por lo que haces es el camino a la felicidad.

 

 

Bea, 39 años, médico de familia:

  1. Ya me dijeron lo que debían: “esfuérzate y lograrás llegar donde quieras”.
  2. Con ganas y esfuerzo llegarás a tus objetivos.

 

 

Ana Pérez, 46 años, ingeniero técnico industrial:

  1. Me hubiese gustado que me dijesen lo difícil que es abrirte paso en este campo siendo mujer.
  2. Que lo haga, que se prepare bien.

 

 

Orzuri Aresti, 44 años, ingeniera de telecomunicaciones:

  1. Que me animaran a investigar.
  2. Que es capaz de conseguir todo aquello que se empeñe, y que disfrute.

 

 

Silvia, 44 años, ingeniera:

  1. Lo que me dijeron: “¡Adelante!”
  2. ¡Adelante!

 

 

Olatz, ingeniera de telecomunicaciones:

  1. Me gustaría que me dijesen lo que ya me dijeron en su día. Aunque, desgraciadamente, todavía sigue siendo un mundo masculino, y sea una utopía que todos somos iguales, “tú puedes demostrar que puedes dedicarte a lo que quieras, contribuir a mejorar el mundo y disfrutar con todo lo que hagas”.
  2. La ciencia es la vida y la labor de las mujeres tiene que ser visible y no quedar en el anonimato. Si es lo que te gusta, ¡adelante! ¡Qué te vean! ¡Disfruta de lo que haces!

 

 

Naia, 44 años, ingeniera de telecomunicaciones. Trabajo como ingeniera de firmware en el departamento de I+D de una pyme:

  1. Que no me desanimara, que son carreras largas y duras pero que no hay nada como trabajar haciendo lo que te gusta.
  2. Si de verdad quieres una carrera científica o técnica, adelante, aunque tardes más tiempo que tus amigos. Y luego procura encontrar un trabajo que te guste lo que haces, si no sabes exactamente qué te gusta, prueba y no tengas miedo en cambiar. Parecerá que avanzar profesionalmente es dedicarte a la gestión, pero si te gusta el trabajo técnico yo te diría que no lo dejes.

 

Sandra, 44. Ingeniera de Caminos

  1. La ciencia te ayuda a entender todo lo que hay a tu alrededor. Te enseña a pensar, te ayuda a tomar decisiones. Te ayuda a ordenar tu cabeza. ¡Ánimo! Te servirá para tu profesión ¡pero aún más para la vida!
  2. Le diría eso mismo: ¡ánimo, adelante con ello! Con la ciencia todo son ventajas: te ayuda a comprender modo de funcionar de las cosas: de los seres humanos, del resto de seres vivos, del mundo, del cosmos, de las máquinas, de los juegos,… Muchas veces no hay que esforzarte con memorizar, basta con comprenderlo. Te ayuda a ordenar tus propios pensamientos en tu cabeza, a comprender a los demás y lo que pasa, a identificar problemas y a encontrar soluciones. ¡¡Es apasionante!!

Participando en la XII Semana contra la Pobreza

Desde el día 3 hasta el día 23 de octubre se han realizado las actividades de la XII Semana contra la Pobreza en Cantabria.

Organizada por la Alianza Cántabra contra la Pobreza, a la que pertenecemos, se han desarrollado en distintas localidades de nuestra comunidad: charlas, exposiciones, actos en el parlamento, manifestaciones y como colofón, el sábado día 15 nos reunimos todo el día en la Plaza de la Porticada de Santander, para reivindicar el Día Internacional contra la Pobreza. Allí hubo conciertos, una performnace de teatro, cuentacuentos, juegos para niños, comida popular con productos ecológicos y de proximidad y, por supuesto, varias organizaciones pusimos nuestros stands para dar a conocer el trabajo que realizamos.

Podéis ver fotos de las actividades de la Semana Aquí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ISF Cantabria en la XII Semana contra la Pobreza

Actualización de proyectos

En la sección de proyectos hemos actualizado la información de nuestros proyectos de cooperación en los que colaboramos con otras ONG cántabras.

En Nepal, junto con Ruta6, ha finalizado la construcción de La Casa de los Bebés. Podéis ver más información aquí.

En Camerún, con ADEC Cantabria, hemos instalado una pequeña aula de informática y hemos iniciado un micro proyecto de Cocina Solar. Más detalles aquí

Recientemente hemos financiado unos depósitos de agua que Alouda Cantabria ha entregado en los campamentos de Sáhara Occidental. Podéis ver los detalles aquí.

Además, seguimos a tope en la Educación para el Desarrollo. ¡¡Pronto tendréis más noticias!!

Nuestra crónica de la conferencia sobre el TTIP (V) Ponencia de Marcos Gutiérrez

Ver tercera ponencia

Por último la jornada fue concluida con la charla de Marcos, que puso de manifiesto todas las dificultades que en la actualidad el sistema de negociación está poniendo para la consulta en la UE de la información existente y generada en las negociaciones por parte de sus eurodiputados.

También se puso de relieve la actual oposición a la aprobación y negociaciones del tratado que proviene de campesinos y ganaderos del sur de Francia, jueces alemanes que consideran que tendrían que aplicar leyes con las que están en desacuerdo y de otros colectivos implicados e interesados en la defensa de los derechos humanos y el cuidado del medioambiente a nivel europeo y mundial.

Así mismo, a día de hoy se han recogido y presentado cerca de un millón de firmas al Consejo Europeo para la no aprobación del tratado.

También se ha evaluado que la aprobación del tratado redundaría en la posible desaparición de cuatro millones de puestos de trabajo.

Nuestra crónica de la conferencia sobre el TTIP (IV) Ponencia de Moix

Ver segunda ponencia

Durante la tercera charla Mercedes Moix puso de manifiesto como el TTIP podría afectar a la sanidad y la calidad de vida de los ciudadanos.

Los hospitales públicos están siendo privatizados por lo que las empresas y fondos que coparticipan y forman parte de esas privatizaciones son las mismas que tienen participación en otros sectores estratégicos poseyendo gran capacidad de influencia. En caso de que un gobierno quisiera desprivatizar esos hospitales esas empresas denunciarían a los gobiernos y el coste de recuperación haría inviable la desprivatización ya que habría que pagar lo que las empresas invirtieron y lo que se supone de lucro cesante, cantidades normalmente infladas desde las compañías para su beneficio. Este es el camino que conduciría a un sistema de salud no universal y privado en donde las personas que tienen dinero tienen sanidad y las que poseen recursos escasos no tendrían acceso a la sanidad.

Otra de las piezas clave en las negociaciones del TTIP es la industria farmacéutica que es el tercer sector industrial. Esto hace que su influencia en las negociaciones del TTIP sea muy grande e importante.

Por una parte, esta industria siempre pide la protección de los gobiernos para poder recuperar sus inversiones en la investigación de fármacos. Realmente esto no es así ya que la mayoría del dinero que gastan es la investigación de un nuevo fármaco está en su publicidad. Por otro lado, piden que el tiempo de duración de las patentes o monopolios sea más amplio (en la actualidad es de 20 años). Otra de las argucias que realizan es que modifican ligeramente el medicamento y obtienen otros 20 años más.

Es un hecho que la Agencia Europea del Medicamento es una amenaza y un escollo para la industria farmacéutica y por lo que intentarán desde sus posiciones de poder manipular, presionar y conseguir acuerdos favorables para evitar legislaciones o requerimientos que reduzcan la rentabilidad de esta industria aunque ello redunde en una mejora y beneficio de la sociedad y sus ciudadanos.

Así mismo, esta industria no quiere ni políticas de reembolso ni que los gobiernos intervengan en las negociaciones, saltando y evitando así todo tipo de control y transparencia. En cuanto a los ensayos clínicos, no quieren que nadie intervenga en los controles de calidad de los ensayos clínicos.

Es importante citar que la información que a los médicos les llega relativa a las consecuencias del uso que un medicamento tiene es subjetiva ya que los informes provienen de otros laboratorios de forma intencionada. Es decir, cuando a un laboratorio el producto de otro laboratorio le perjudica para la comercialización de alguno de sus productos, directamente genera informes desfavorables y realiza campañas de calumnia y desprestigio del otro medicamento. En consecuencia la información es subjetiva, parcial, interesada y poco o nada fiable.

Otros dos aspectos anexos son, por una parte, que quieren intervenir en las decisiones de los políticos a la hora de la tramitación y aprobación de nuevos fármacos, incluso intentando saltarse este procedimiento y control, de tal manera que sean ellos los que tengan la potestad de aprobación escapando al control público. Por otra pretenden establecer un precio único a los medicamentos, de tal manera que ya no dependa de la capacidad económica de los países, por lo que los países pobres no tendrán acceso a esos medicamentos.

De nuevo y una vez más, se pone de manifiesto que cuando una industria como la farmacéutica está interesada en algo, todo se vuelve oscuro, desaparecen las garantías y la objetividad e incluso se producen verdaderas presiones y amenazas veladas en pro del capital, el beneficio económico y en detrimento de los derechos humanos.

 

Ver cuarta ponencia

Nuestra crónica de la conferencia sobre el TTIP (III). Ponencia de Luis Cuena

Ver primera ponencia

En la segunda ponencia se habló de aspectos energéticos y cómo el TTIP podría afectar a los ciudadanos y sus entornos.

Se trasmitió que en Cantabria el mayor y principal suministrador de energía, “Viesgo”, a día de hoy es una empresa no española que pertenece en un 70% a una empresa canadiense, y coparticipa con empresas dedicadas a la industria del fracking. En concreto, alguna de las que han pedido permisos de investigación en la comunidad de Cantabria. El 30% de Viesgo pertenece a un fondo de inversión kuwaití, Rent House, que pretende comprar el sistema de gaseoductos de la cornisa cantábrica y así poder comercializar el gas proveniente del fracking estadounidense. Por tanto, se pone de manifiesto que en este caso el territorio español sería simplemente un lugar de destino y venta de los productos de dudosa calidad, rentabilidad y gran impacto medioambiental, como es el gas extraído por fracking provenientes de terceros países. La aprobación de TTIP podría producir que el gas que se utilice en los hogares, industrias y para generación de electricidad pueda provenir de campos de gas fracking estadounidenses.

El 38% de las necesidades energéticas de Cantabria proviene de la presa de Aguayo y estas empresas no tienen intención de acometer ninguna ampliación de su capacidad incluso existiendo ya un proyecto de ampliación de esta presa para incrementar la capacidad d suministro de energía en Cantabria. En lugar de eso, apuestan por traer el gas del fracking estadounidense o de otros países.

Por tanto, de ello se vislumbra que la apuesta de estas empresas no sería el fomentar y potenciar la independencia de suministro de energía a la región utilizando los recursos propios, ni el incrementar la capacidad de generación energética actual ni el aseguramiento de los puestos de trabajo actuales si no que en su lugar se daría preferencia al desembarco de productos de industrias implantadas en otros países y que en muchos casos no cumplen con los estándares en defensa de los derechos humanos, la seguridad e higiene y el medioambiente que en la UE son requeridos.

Otro punto importante es que las decisiones en temas de energía que los gobiernos tomen si hay un acuerdo TTIP aprobado podrían ser demandadas por las empresas por lo que la soberanía de las naciones y sus gobiernos para cambiar las políticas energéticas se vería reducida e incluso cautiva a los intereses de las grandes multinacionales. Igualmente en caso de realizar acciones en contra de esas compañías habría que hacer frente a altos costes, multas e indemnizaciones multimillonarias.

 

Ver tercera ponencia